Villarejo, el cuarto oscuro del bipartidismo

0
143

Efectivamente, Villarejo encarna, en estos momentos, el cuarto oscuro en donde el bipartidismo ha sodomizado sistemáticamente al pueblo español, sin piedad, sin rubor, sin profilaxis alguna, con nocturnidad y alevosía, con la total e íntima complicidad que confiere el hecho de compartir ciertas cloacas.

Hoy por mí y mañana por ti.

Hace tiempo que se sabe, pero siempre se ha mirado hacia otra parte, de manera muy recurrente y por diversos motivos que ahora prefiero obviar. Es algo así como el dicho del que iba en un carro averiado y decía: “mientras va el carro, hace ruido”… y le contestaron poco después: “tan bien que iba el carro y ha volcado”…

Sí hemos progresado como nación, ha sido por pura inercia, por nuestros propios resortes y recursos naturales, tanto económicos como históricos, por nuestra idiosincrasia, por algún que otro momento preclaro del bipartidismo y, sobretodo, desde que formamos parte de Europa, por los fondos estructurales que nos han llegado de la U.E. que han favorecido nuestro desarrollo social, económico y democrático, a pesar de la gran voracidad corrupta del bipartidismo, que si hubiera podido, los habría esquilmado en su totalidad, para su propio beneficio, cosa que, en gran parte, hicieron; como prueba de ello es la práctica judicialización de la política que sufrimos hoy en día.

Villarejo, saca a la luz, al conocimiento de la ciudadanía, la cara oculta del bipartidismo. Al final, Villarejo salió del armario pero para entrar en otro: la trena, ese bálsamo que amansa a las fieras y las hace cantar por soleares, aunque sea a pesar suyo y contra sí mismo. Su escandalosa respuesta son unos audios que demuestran que los tiene pillados por sus “partes nobles”, a unos y otros, con el dolor que ello conlleva. Tiene pillados a los bipartidistas que siguen anclados en ese pasado tan añorado y querido por ellos, y que son incapaces de mirar con limpieza, los retos del futuro que nos esperan a todos, en el siglo XXI.

Es un ventajista, grabando a todo dios (de momento sabemos de Corina, Garzón, Delgado y Cospedal) desde su atalaya de impunidad como “comisario estrella”, a la que acompañaba con “su red de empresas” a costa de la información que obtenía off the récord. Ha sido cebado, mamoneado, adulado y hasta condecorado, tanto por gobiernos del PSOE como del PP, a la vez que presuntamente contratado, con muy buenos emolumentos por cierto, por esa casta empresarial perteneciente a la economía de amiguetes, que emergió al socaire del bipartidismo.

Pues ese tipejo, ahora mismo, tiene en jaque al bipartidismo, al que les ha explicado ya la fábula de la rana y el escorpión.

Penoso, patético y bochornoso que hoy en día, sean estas cosas el pan nuestro de cada día mediático, en vez de coger al toro por los cuernos y pensar en hacer reformas necesarias, vitales y provechosas para nuestro país. Pero claro, para que eso ocurra tendríamos que votar para conformar un gobierno fuerte y constitucionalista de verdad, y dejar a un lado, ya, a ese “sanchismo” narcisista y letal para el interés común, al que, por cierto, también lo tienen pillado de sus partes los populistas, nacionalistas (vascos y del tres per cent), independentistas republicanos, pancatalanistas de Compromís y batasunos de Bildu.

Por favor, elecciones ya.!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here