Una España que muere y bosteza

0
188

La generación que tiene en sus manos las riendas de España ha vivido siempre en democracia. Nuestra vida ha discurrido al hilo del momento histórico mas próspero del siglo XX, en todos los sentidos. Hemos sido testigos de grandes y graves momentos: la muerte de Franco, los Pactos de la Moncloa, el golpe de estado del 82 y el de 2017, el fin de ETA… Siempre hemos sabido salir airosos de todos los problemas haciendo acopio de ganas de solucionarlo y sumando voluntades; renunciando a dogmatismos y personalismos en aras del tan traído y llevado “interés general”. A la vista de los acontecimientos que llevamos meses -años- viviendo en nuestro país me pregunto una y otra vez dónde se ha ido ese “sentido común” de nuestros políticos, qué ha sido de nuestra capacidad para negociar y aunar esfuerzos desde el “sentido de Estado” para que España funcione, avance, por encima de cualquier problema, por grave que fuese.

No hay respuesta a esa situación. La única que se me ocurre es que no sabemos vivir en democracia. Cuando no dejamos de ver casos de corrupción de los partidos políticos que han pilotado alternativamente el país en todos estos años, PP y PSOE, solo se me ocurre eso: no sabemos vivir democráticamente. Después de 40 años de dictadura y de haber perdido el tren de la modernidad, aterrizamos en una sociedad que no sabemos gestionar, que “nos queda grande”. La mala gestión del independentismo catalán desde el Gobierno central sumada a la debacle del partido en el gobierno por la corrupción, coloca a nuestro país en un colapso institucional sin precedentes que no tiene visos de solucionarse a corto plazo pues el  PP no quiere ver su agotamiento y el PSOE lo único que quiere es un sillón en el que sentar a su secretario general…

En todo este pantanal de país que tenemos el Poder Judicial y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se convierten en únicos adalides de España y solo gracias a ellos seguimos funcionando. La esclerosis del gobierno central es tal que aun disponiendo de la herramienta mas grave para hacer cumplir la ley, cual es el intervenir una autonomía, es incapaz de poner orden en Cataluña. Unos Jueces con el Código Penal en una mano y Policía y Guardia Civil en la otra, son los únicos que pelean por mantener la legalidad constitucional. No es de recibo esta situación.

Y mientras los ciudadanos de a pie contemplamos atónitos la tragicomedia política pensando que no es verdad que tengamos los políticos que merecemos, porque uno vota y después los votados son los dueños de nuestro voto y lo que hagan solo podremos demandárselo con mas votos, y para eso hace falta que los que pueden convocar elecciones lo hagan. Y si el actual presidente lo es de un partido enfangado hasta las orejas de corrupción y el que pretende serlo también, la única solución digna es que seamos los españoles los que decidamos quien debe gobernarnos a la luz de la situación que vivimos. ¿Porque ni uno ni otro quieren esa solución, porque por una vez no dejan de pensar en sus propios intereses y son capaces de actuar en favor del interés general?. Los españoles no merecemos esto, no señor.

Es imposible que el PP pueda gobernar con normalidad después de esto: la moción de censura del PSOE tiene difícil recorrido y es un enorme ejercicio de cinismo pues pretenden desbancar del gobierno a un partido corrupto y poner a otro que lo es igualmente, y si prospera lo hará con el beneplácito de independentistas vascos y catalanes quien sabe a cambio de que… Si no prospera se convierte en tarea imposible que el PP gobierne sin mayoría después que Ciudadanos le haya retirado su apoyo .Es evidente que esta legislatura, que necesitó dos elecciones para arrancar, está muerta y solo queda, como salida digna, enterrarla dándole voz a los ciudadanos en unas elecciones generales, única manera de vencer la crisis de confianza e institucional que vivimos. Todo lo demás es agonía e indignidad que los españoles no merecemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here