Talleres de la T2: El tripartito se carga una Zona Verde

0
514

Cuando a finales el año pasado la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia anunciaron su intención de ubicar en una parcela municipal de Quatre Carreres los talleres provisionales de la T2, los vecinos de la zona se alzaron en protestas por tal despropósito. Pasado el ecuador de la legislatura, el DES-gobierno del tripartito en el Ayuntamiento y el de la Generalitat se ha sucedido una y otra vez a golpe de “salto de mata” dando la impresión de una toma de decisiones improvisadas y poco estudiadas. Lo que es grave.

El tripartito y la Generalitat incurrirán en una manifiesta ilegalidad al pretender cambiar “a capricho” el uso de unos terrenos destinados a Zona Verde por un uso industrial de talleres de metro en la zona de Quatre Carreres.

La última ocurrencia de ambas instituciones gubernamentales es la que ha dado lugar a la manifestación que hubo el día de ayer en Quatre Carreres con motivo de la ubicación de los talleres de la estación de la T2. Como si solicitaran asesoramiento a los becarios, en vez de a profesionales cualificados en el sector, la Generalitat y el Ayuntamiento han acordado que la estación de la T2 Hermanos Maristas se construya finalmente en superficie y no en subterráneo, como estaba previsto en un principio.

Pero ahí no queda la cosa, porque además han decidido que los talleres provisionales de la T2 de Metrovalencia estén ubicados en los terrenos situados junto al Poliderportivo de Quatre Carreres, en la avenida Amado Granell, antigua General Urrutia,  cuyo uso previsto es de Zona Verde. Este hecho demuestra otra de las tantas ocurrencias que, una tras otra, se van sucediendo en la triste historia de gestión  de este DES-gobierno municipal y autonómico que tenemos en esta legislatura.  

Por este motivo, los vecinos se manifestaron ayer, día 20 de enero, a las 11:00 horas, con el fin de conseguir el cambio de ubicación de los talleres “provisionales” de la T2. Pero todavía este DES-gobierno municipal y autonómico hace gala de seguir los viejos vicios que hacen de lo provisional que se convierta en definitivo. Eso es lo que se temen los vecinos afectados de la zona. Ya en su día iniciaron una campaña de recogida de firmas destinada a rechazar el proyecto y solicitar que el solar se destine a zona verde. De esta manera, propusieron que los talleres de mantenimiento de los vagones y máquinas de la nueva línea de Ferrocarrils de la Generalitat se ubiquen en el bulevar Sur, pero en la parte colindante a Font d’En Corts, en un emplazamiento donde no afecte la calidad de vida de los vecinos.

Así que no tiene ningún sentido que se haya optado por ese emplazamiento cuando la zona es residencial y existen a su alrededor instalaciones deportivas, un centro de mayores, una guardería, un centro comercial y una iglesia. Sin olvidar el inconveniente del ruido que pueden generar.

Lo más esperpéntico y a la vez significativo es cuando en plena manifestación de ayer, los vecinos vieron al concejal de movilidad, Grezzi, pasar por allí sin pararse a atender las quejas y las peticiones justificadas de los afectados. Esto es demoledor. Gobiernan de espaldas a las necesidades de la ciudadanía, no importándoles los cambios inapropiados e ilegales del uso de terrenos, habiendo, como hay, cientos de parcelas más apropiadas.

Así que hagan ustedes el esfuerzo, sres. del tripartito, de buscar parcelas más adecuadas en justa petición de los vecinos afectados, pues si uds. no lo hacen en el tiempo que les resta de gobierno, nosotros sí estaremos dispuestos a hacerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here