¿Seguro que son los mejores?

0
1765

Es cierto que el tema de la salida de Ciudadanos de cuatro diputados autonómicos empieza a a ser un tema demasiado manido, no sé si amortizado, pero hecho, y como dice el latinajo, “Alea jacta est”.

No voy a entrar en valoraciones, opiniones, reclamaciones y recriminaciones. Pienso que todo eso ya está hecho, dicho y las posiciones más que claras, pero hay un comentario que creo que sí que es digno de aclarar.

Comprendo que en 140 caracteres es muy difícil, mostrar el aprecio y el apoyo a alguien y te puede llevar a decir cosas que tal vez no hayas pensado y a crear confusiones, imagino involuntarias, pero que pueden molestar y doler, pero también dejar patente la visión que algunos tienen de la política, su función y como se ven en ella.

En el fragor de estos días, apoyando a los cuatro diputados que abandonan Ciudadanos, pero no su acta, se comentó en Twitter “…son los mejores y se van”.

Pues no, Carolina, lo siento, pero no. No son los mejores y esta percepción que de sí mismos tienen algunos políticos es la que les lleva a cometer un error tras otro. Pueden ser buenos o malos, según quien los valore, pero nunca los mejores y si tuviéramos esto todos muy claro, mejor nos iría.

Para mí, siempre serán los mejores los militantes de base, los que están a pie de carpa, los que hacen 500 km en un día para apoyar en un mitin, los que reparten folletos, los que pagan religiosamente sus 20 euros de cuota, los que opinan, los que aportan, los que suman. Esos son los mejores.

Son los mejores los alcaldes de un pueblo pequeño que tienen su proyecto para mejorarlo basado en el apoyo del  diputado provincial de su partido , y no en la socialdemocracia o el liberalismo o tendencias ideológicas,  y de repente se queda huérfano de este por sus aspiraciones.

Son los mejores los coordinadores locales que tienen que explicarle estas “movidas” a quien está intentando convencer para que se afilie o vaya en una lista.

Son los mejores los concejales, que sin cobrar un duro, tienen que enfrentarse a situaciones muy desagradables en sus pueblos, simplemente por defender una postura, y que cuando piden apoyo se encuentran en ocasiones con un muro.

Son los mejores los responsables de las redes sociales, que pagando de su bolsillo, se pasan el día gastando “datos” para dar a conocer y transmitir las posturas y logros del partido.

Son los mejores los simpatizantes que en campaña están esperando la llegada de alguno de sus líderes y, o se les da plantón o se llega deprisa y corriendo para irse inmediatamente con la excusa de que se tiene otro acto, y aun así, siguen apoyando.

Estos son los mejores, y son los mejores porque siguen ahí, trabajando, intentando cambiar desde dentro lo que no les gusta, pero sin quejas, sin rabietas, sin alharacas, sumando y sin restar y dejando el proyecto, cuando ya no les convenza, sin hacer ruido, sin destrozar  y llevándose únicamente lo puesto.

Los demás, podrán ser buenos, muy buenos, no lo dudo, pero nunca serán LOS MEJORES.

Nota de Redacción

Con posterioridad a está publicación, Carolina Punset ha dado su versión en Twitter:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here