Partido Popular, liquidación por cese de negocio

0
287

Igual es éste el próximo cartel que se cuelgue en Génova 13, visto el cariz que están tomando los acontecimientos. Vaya por delante que no es nada exagerado lo de “liquidación” pues el PP está en peligro cierto de “petar”, y claro, eso implica lo segundo, ya que muchos peperos lo eran por puro y simple “negocio”. Lo de que estaban en política por compromiso social e ideológico, eran chorradas que no iban con ellos. Y claro, así pasa lo que pasa.

Pero vayamos al meollo de la cuestión. Las últimas elecciones legislativas se tuvieron que repetir, algo inédito hasta ahora, y tras la pírrica victoria del PP, se produjo la investidura de Rajoy con el SÍ CON CONDICIONES de Ciudadanos y la TRAUMÁTICA ABSTENCIÓN de los socialistas. De esta forma se desbloqueó el inicio de la actual legislatura, que ya olía a terceras elecciones.

El PP, acostumbrado a la mayoría absoluta, no se imaginaba el calvario de legislatura que le esperaba. Le iban a caer chuzos de punta. Como si se tratara de una corrida de toros, en el PP pensaron por momentos, que Cs sería un toro manso y facilón, con querencia al abrigo de las tablas y rehuyendo la pelea. Pero NO, con Cs les ha salido un toro con muy buenas hechuras, con raza y trapío, demostrando tener en su encaste bravura a raudales. Vamos, un toro perfecto para una gran figura del toreo pero… ¿qué es eso?, ¿dónde está esa figura comparable en el PP?

Lo más que llegan a tener es a Don Tancredo de líder, una cuadrilla de “bomberos toreros” y, para amenizar el festejo, contratan a la Banda del Empastre. Aquí, hasta el momento, el que se ha “rajao” es el torero, abrumado por el poderío del toro, el cual ha salido del ruedo por la puerta grande, entrando vivito y coleando a los corrales, cual gran toro indultado. La bronca al torero es de tal calibre, porque la inacción política de un gobierno paga un peaje muy alto, que se está transformando en una gran pesadilla para el PP.

No hay bastantes paraguas en el PP para guarecerse de tanto chaparrón corrupto que les cae, un día sí y otro también. Vamos, algo parecido al diluvio universal, y el cielo, cada vez más encapotado y amenazante.

Por si esto fuera poco, la ley más importante del año, los PGE, la tienen ahora mismo en el aire. La cuadrilla del cuponazo se justifica diciendo que mientras esté en vigor el 155 en Cataluña, no votarán a favor, ellos ya han sacado su tajada foral, y como los indepes catalanes están enrocados en su procés, pues pintan bastos. Por otro lado, Ciudadanos les dice que cumplan lo pactado, con su palabra, y que desatornillen a la ex alcaldesa cartagenera Pilar Barreiro, del Senado, lo cual no hacen y, por tanto, obtendrán su NO.

Si este panorama es desolador, no digamos si echamos un vistazo a la calle: un Partido cuyo núcleo duro de votantes está compuesto por mayores de 65 años, y que los jóvenes apenas les votan, no tiene ningún futuro. Es un Partido decrépito. Si a esto le añadimos que los jubilados se les han rebotado, con toda la razón, y le están montando un 15-M en toda regla y que tiene muy enfadados a los empleados públicos, sobre todo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con sus legítimas reivindicaciones de equiparacion salarial con sus colegas autonomicos vascos y catalanes. Si con todo esto Rajoy se dedica a ningunear y obviar de forma burlesca, ciertas reivindicaciones del feminismo en entrevistas de mucha audiencia como con Carlos Alsina en Onda Cero, pues apaga y vámonos.

En la calle, también se hacen encuestas, y éstas son las más desoladoras y alarmantes para el PP, y si vamos a las últimas elecciones celebradas hace muy poco en Cataluña, pues qué queréis que os diga… que ahí se ha empezado a cavar, de verdad, la tumba del PP. Y ojito, las próximas son las andaluzas y pintan fatal para las gaviotas.

No me extrañaría nada que el final de la carrera política de Rajoy coincida con el inicio de su carrera laboral en Santa Pola, tomando posesión de la plaza de Registrador de la Propiedad a los 60 y pico. Para finalizar pondré la última frase lapidaria del marianismo:

Haré todo lo posible e incluso lo imposible, si también lo imposible, es posible“. Oléeeee, torero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here