Orgullo, libertad sexual y socialismo excluyente

0
252

Para empezar, creo que establecer un día dedicado a algo es crear una diferenciación lejos de la normalidad tan necesaria para la libertad de amar y ser amado. Y tengo que reconocer que mis mejores amigos son gais, porque me valoran de verdad sin esa terrible usurpación de lugar de la que se dice “amiga” pero en el fondo te envidia.

Como psicóloga profesional es sufrido casos terribles, que han llegado al suicidio al culpar a alguien de la muerte de su padre por ser homosexual. Todos somos personas, con distintos rasgos como es la opción sexual, color de ojos y pelo, profesión, ser vegetariano o carnívoro, etc. He vivido el terrible sufrimiento de quien se sentía en un cuerpo extraño y arriesgó su vida para salir del armario. Por supuesto, estoy muy lejos del adoctrinamiento y confusión de muchas enseñanzas que quieren imponer la heterosexualidad, en vez de respetar que cada persona escoja libremente su opción.

Totalmente de acuerdo con las reivindicaciones para que a nadie se le aparte por su opción vital, aunque distante del puro exhibicionismo, sexo explícito y perversión en que en algunos casos se ha convertido el día del Orgullo. Fundamental, la prevención en las relaciones sexuales para evitar contacto de sida u otras enfermedades.

He visto a un profesional inexperto hacer una definición de la homosexualidad como parafilia o perversión, por el simple hecho de que se sale de lo normal. No, simple y llanamente, la homosexualidad no supone ninguna patología. He visto en una página de policía la carta de una mujer que decía ser lesbiana y ha recibido un aluvión de críticas cuando lo que importa es ser un buen policía, dando igual si es homosexual o heterosexual,  gorda o flaca, guapa o fea, etc. La profesión, policía, médico o lo que sea, es un trabajo público y la opción sexual es privada, por ello debe permanecer en la privacidad, que no tiene nada que ver con ser un buen profesional.

Hemos visto los ataques a Cs en una manifestación en que se les trataba de excluir porque parece ser que la libertad sexual es patrimonio de la izquierda, que de esta manera queda retratada como la peor dictadura. Un falso informe policial desmiente los altercados pero los seis policías que iban de escolta en dicho acto confirman que los hubo. Un falso informe que se ha convertido en un vano intento de salvarle la espalda a un pésimo Ministro del Interior, Grande-Marlaska, al que incluso muchos policías desean ver cuanto más lejos mejor.

Admiré al socialista Pedro Zerolo, muy implicado en la causa y con frases que todavía resuenan en mi recuerdo, como ésa que decía que él no cabía en el mundo de los demás pero los demás cabían en su mundo. Cómo contrasta con Marlaska, con declaraciones al más puro estilo castrista,  en plan matón, afirmando que los que no respeten su modelo de sociedad se atengan a las consecuencias.

Capítulo aparte me merece quien dice que a los homosexuales hay que tratarlos con terapias para cambiar su «desviación». Me parece aberrante y un atentado contra la libertad individual porque como profesional de la Psicología he comprendido el sufrimiento de personas maravillosas ante un entorno hostil y crudo que no les aceptaba por ser diferentes. Yo no he visto nada raro sólo he visto personas. Que desaparezcan “los días de” porque demostrará que uno sea lo que quiera ser todos los días del año.