No puedo seguir a Giuseppe Grezzi

0
525

¡QUÉ T’HA PAREGUT…. MORRUT!

A la primera de cambio. Sin contemplaciones, ni miramientos. Sin tan siquiera deshojar la margarita. Cortando de raíz cualquier atisbo de razonamiento. Mostrando, sin pudor ni rubor, su manifiesto desapego al debate, a la tolerancia y al respeto. Desnudando ínfulas de grandeza, embriagadas con aires de superioridad. Twitter era lo único que olía a Nuevo. Todo lo restante rezumaba vasallaje.

Eran las 14.48 horas y una menos en Canarias. El Sr. Grezzi, realizaba un tuit donde cargaba las tintas sobre Ciudadanos (partido en el que milito) y Fernando Giner, referente a los Presupuestos Generales del Estado 2018. Me limité a copiar en el hilo de su tuit, la información contenida en elEconomista.es, cuyo titular decía que “Cuatro juzgados examinarán la posible trama corrupta del PSPV y de Compromís”. Ni más ni menos. Opinión cero.  Copia y pega literal. Acto seguido tuvo lugar el ’apagón informativo’. Y la respuesta, tras el ’colocón’ argumental, fue un MONUMENTAL BLOQUEO…

¡QUÉ T’HA PAREGUT…. MORRUT!

¿Será que Compromís, cree tener Patente de Corso, cuando se trata de preguntar sobre presuntas tramas de corrupción? ¿Será que ahora va estando la casa propia y la del vecino por barrer? ¿Será que la libertad de expresión es sólo justo como la entiende su compañera Mónica Oltra?  Lo que es de cajón, es que El concejal de la Bicicleta, tenía a su alcance, tantas opciones de respuesta, como carriles bici tiene Valencia. Y optó por el GREZZISMO. Por la intransigencia. Por el despotismo más absoluto hacia los que no comulgan con sus ideas. Aquí tenemos El Cambio. Aquí tenemos los gestos de la Nueva Política

¿SABES A QUIÉN HAS BLOQUEADO?

Mi madre es una de las protagonistas de la Campaña #SenseMans no hi ha Horta promovida por el Consell Agrari Municipal de Valencia. Su imagen, sin cobrar un céntimo, es la que va circulando en el cartel posterior de la línea 26 de la EMT. Mi padre, sin estar de acuerdo con La Ley de Huerta y otras tantas cuestiones, deja a un lado siglas e ideologías, para aportar su granito de arena en la medida de sus posibilidades. Enseñan sus Manos al Mundo. Manos Sabias. Manos Pacientes. Porque en mi casa, se respira tolerancia, dignidad, orgullo del bueno, del que vale su peso en oro. En mi casa, el movimiento se demuestra andando.

Sr. GREZZI, mírese el traje que lleva puesto. Piense si los valencianos merecemos padecer sus DESPERTARES. No escupa muy alto. Y acuérdese de no despreciar a nadie PARA LLEVAR EN SU BICICLETA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here