Màxim Huerta y la ausencia de humildad. No somos ingenuos.

0
734

Decía Emmanuel Macronque no somos ingenuos, en la vida no se consigue nada por nada y que todo progreso, personal o colectivo, depende de ese esfuerzo que llamamos trabajo…”

Hoy nos despertamos con la ausencia, carencia y escasez de humildad de un exministro de Cultura y Deporte, bautizado como “Maxim El Breve”, el Sr. Huerta que intentó enriquecerse sin esfuerzo intentando evadir impuestos a la Hacienda Pública, es decir, a todos nosotros, incluyendo en sus declaraciones más de 310.000 euros en gastos injustificados (entre ellos la casa de la playa en Albir, Alicante), para compensar los ingresos que recibía del programa de Ana Rosa en Telecinco, utilizando además una sociedad interpuesta o “pantalla” para eludir la progresividad de un IRPF, que al igual que hizo el Sr. Monedero de Podemos, buscaban el privilegio de apropiarse de recursos públicos sin el esfuerzo, sin el “trabajo”.

Quizás esa falta de humildad y ejemplaridad hizo que hoy se coma sus propias palabras de ayer… “no cometí ninguna ilegalidad, me inspeccionaron retroactivamente, fue fruto de una jauría…”

Vicente Ten es técnico de Hacienda y diputado de Ciudadanos Cs en el Congreso

En primer lugar queda demostrado fehacientemente que tras la liquidación de la Inspección de Hacienda, la posterior sentencia del Tribunal Económico Administrativo y en última instancia, tras su reincidente inadmisión de culpabilidad y humildad, la sentencia de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia demostrando su conducta ilícita y fraudulenta, no puede invocarse que no es ajustada a derecho, pero además, la retroactividad que aduce el ex ministro Sr. Huerta de un Gobierno “transitorio e improvisado” del Sr. Sánchez, es la misma que tenemos todos los contribuyentes de este país, y así lo dispone el artículo 66 de la Ley 58/2003 General Tributaria, al hablar de prescripción del derecho de la Administración Tributaria a comprobarnos.

En segundo lugar Sr. Huerta, usted fue fruto de su propia “jauría”, fruto de su escasa humildad para admitir sus propios errores, quizás por ello hoy se despierta como el ministro más breve de toda la democracia, quizás hoy sea un buen día para que aprenda a que “no se consigue nada por nada” (Emmanuel Macron), esperemos que el Gobierno del Sr. Sánchez en breve nos explique a cambio de qué obtuvo los votos de la moción de censura apoyada por nacionalistas, populistas, independentistas, proetarras …

Hoy despertamos de nuevo sin saber el proyecto de un “gobierno transitorio”, un gobierno que se enfrenta a las próximas sentencias de los fraudes en los cursos de formación y los ERE, sin saber el precio de los apoyos al Sr. Sanchez, sin dar la palabra a un pueblo que pueda expresarse democráticamente en urnas su derecho constitucional de elección de sus gobernantes.

Sr. Exministro, “Cometer un error y no corregirlo, es otro error”, no lo digo yo, lo dijo Confucio hace más de 2.500 años, Sr. Huerta ha sido y fue devorado por su falta de humildad y ejemplaridad, el Sr. Sánchez también, al tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here