La trompetita del procés

0
338

Antes de ayer sonaba así:

‎Tururú, tururú
‎Puigdemont, Puigdemont

Parece ser que los últimos estertores del actual procés, y digo actual porque los indepes están empecinados en que se produzca otro como disfraz de éste, se está convirtiendo en un agujero negro en donde se van amortizando los futuribles “Molt Honorables Presidents”.

Está claro que la honorabilidad para los independentistas no es una condición “sine qua non” para ser President. Son “molt cabuts” y se empeñan en ir eligiendo, para luego desechar, primero a un prófugo de la justicia, como es Puigdemont, que para ellos es un “exiliado” fruto de la “represión institucional españolista” como consecuencia de la aplicación del artículo 155 de nuestra Constitución, y lo convierten en un “preso político” pero que, paradójicamente, esto no lo avala ninguna institución internacional. Es como el que conduce por una autopista y llama a la Guardia Civil de Tráfico asegurando que “todos” van en contra dirección, cuándo es él. De chiste, claro. Pues nada, le montan un chiringuito en Waterloo para que esté contento y… amortizado.

Esto fue antes de ayer, pero como lo de “el fugado” ya no tiene tirón (salvo para los de Tabarnia que irán allí a poner una Pica en Flandes), deciden Ayer echar mano de un encarcelado y proponen como President a Jordi Sánchez, un personaje exaltador de masas sobre vehículo de la Guardia Civil, que está en prisión provisional imputado por graves delitos, y que prefiero no decir nada de su supuesta honorabilidad. Lo que está claro es que no dejaba – y hablo en pasado – de ser una quimera el que fuera presidenciable, estando en prisión.

Pero ellos, erre que erre, hasta que, en un principio, la “tamborrada” de las CUP se impone a las “trompetitas” desafinadas de Junts y Esquerra y…. “tot per l’aire”, como la “fragoneta” del procés despeñada por los cupaires desde todo lo alto. No olvidemos que las CUP, con sus cuatro diputados, hoy por hoy es necesaria en la investidura y dejar en manos de los antisistema algo necesario, pues no tiene pinta de salir bien, y sino que se lo pregunten a Artur Mas. Pero los acontecimientos se han precipitado y “hoy” el duro y malote de Jordi Sánchez parece ser que quiere renunciar a su acta de diputado, auto excluyéndose como President, y le quiere decir al juez, cara a cara, que reniega de sus pretensiones políticas independentistas, que en la cárcel hace mucho frío, que le salen sabañones, y que si puede ir al baño pues se ha hecho “caquita” por la pata abajo. Ya tenemos a otro amortizado.

Ahora las trompetitas del procés dejan los ‘Tururús” anteriores y entonan el…

Tururull, Tururull

Pues sí, otro Jordi (que habré hecho yo, pensará el pobre Sant Jordi, para merecer esto) apellidado Turull y que también es un presunto malversador de dinero público íntimamente relacionado con la banda del “tres per cent”. Fue cesado como Conseller de Presidència y Portaveu del Govern y es un “pata negra” del independentismo convergente y que, en estos momentos, haría de Kleenex para desbloquear la Investidura, pues cuando lo procesen, lo cual está a la vuelta de la esquina, será inhabilitado y pasará a cumplir su función de “usar y tirar”, entrando así de cabeza en el agujero negro de los amortizados y encima, con el permiso de las CUP.

Lo de ahora está en proceso de producirse, aún no se ha consumado, pero estoy convencido de que se producirá.

Continuará…. y ahí estaremos dando caña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here