La que se avecina y el capitán salami

0
442

No. No voy a hablar de la famosa serie de televisión. Y para muestra, un botón. Vaya por delante que estoy de acuerdo con la reciente sentencia del Tribunal Supremo con respecto a la exhumación de Franco. Es una vergüenza que los restos del dictador descansen en semejante monumento.

Dicho esto, mientras aquí en España, no se habla otra cosa que de la repetición de las elecciones (¿cuántas llevamos en los últimos cinco años?), del eterno Franco que debe vivir con Elvis (¿cuántos años deben de tener ya?), de que si Errejón plantará cara a Iglesias, de las chorradas de turno de los desvariados independentistas y un montón de tonterías más que no nos conducen a ningún sitio. Es decir, mientras nosotros hacemos el canelo (una vez más), en el resto de Europa se preparan para «LA QUE SE AVECINA»

La economía alemana está hundiéndose. La actividad industrial, en este mes, se encuentra al mismo nivel que estaba hace diez años. Han perdido más de diez puntos en competitividad industrial. Todos los indicadores apuntan a una recesión profunda en la principal locomotora de Europa. Ellos ven venir la crisis, y sus políticos están debatiendo, desde hace tiempo, medidas para enfrentarse a ella de una manera eficaz. Están preparándose porque saben lo que se les viene.

Italia, con una deuda por encima del 135% del PIB (producto interior bruto) ha acabado plegándose a Bruselas y reorganiza sus presupuestos y su economía, pesar de las resistencias de su gobierno. Corre serio peligro de entrar también en recesión, como Alemania.

Francia no es diferente. La producción industrial se ha desplomado y las previsiones de consumo interno en los próximos meses son muy negativas. A causa de ello, Macron ha puesto en marcha un plan anticrisis, con la idea de anticiparse a los problemas que se acercan.

Del Reino Unido ni hablemos, con sus planes (mucho más avanzados de lo que nos creemos) para un Brexit duro.

¿Y en España? Si Europa se constipa, España agarra una pulmonía de aúpa. No será inmediata, porque siempre vamos un poco retrasados con respecto al resto, pero las trompetas de Jericó se oyen sonar a lo lejos. Ya sabes, cuando las barbas de tu vecino veas mojar… y nosotros discutiendo del sexo de los ángeles.

¿Tenemos memoria histórica? ¿Nos suena un personaje llamado Zapatero? Si a alguno le suena, ¿se acuerdan de la que lió, negando la crisis, cuando ya estábamos de barro hasta el cuello? ¿Y sus ocurrencias tipo «Plan-E» y demás chorradas? Pues Pedro Sánchez es su versión 2.0, corregida y aumentada. Es nuestro «CAPITÁN SALAMI» patrio.

La izquierda no sabe cómo afrontar ni cómo gestionar crisis económicas. Saben despilfarrar el dinero, cuando sobra, en épocas de bonanza, y cuando se les termina, que venga otro a arreglar el desaguisado. Tienen por costumbre hacer exactamente lo contrario a lo que se debe de hacer. Hay que reconocerles que es una habilidad fuera de lo común. Por ejemplo, conseguir arruinar Venezuela (riquísimo en petróleo y turismo) ha sido una hazaña para quitarse el sombrero, al alcance de muy pocos elegidos. Pero los españoles, sobre todo las clases sociales medias y humildes, han sufrido estos años con cruel saña. ¿En serio se plantean votar a la izquierda, y en concreto a Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias, a Errejón y sus confluencias (ya me pierdo con semejante ensalada)? No me puedo creer que no se acuerden de la que liaron hace apenas unos años…

Ahora tenemos que votar el 10-N. Quizá estemos hasta las mismísimas narices de todos los políticos (con toda la razón) y pensemos en no acudir a votar. «Total, ¡todos son iguales!», es la frase que más se escucha ahora mismo en la calle.

No.

Para nuestra fortuna, no todos los políticos son iguales. Si no vamos a votar, luego no nos quejemos. Votemos, a quién queramos, pero pensando en «La que se avecina» y, sobre todo, si queremos que la gestione un personaje como el capitán Salami, digo el capitán Sánchez a los mandos de su Falcon. O entendemos que tan solo con sentido común se puede capear un temporal, o a los españoles, definitivamente, nos va el «rollo masoca». Igual es esto último, quién sabe…

@Vicent_Raga