La perversión interesada de los símbolos

0
377

A cualquier demócrata no le debería sonar mal la república y yo me encuentro entre esos demócratas, pero una cosa es creer en la república moderna como forma de gobierno democrática y otra muy diferente vivir en el pasado y reivindicar una segunda república que forma parte de nuestra historia y que tuvo un segundo bienio radicalizado.

Actualmente una parte de la izquierda hace bandera de los símbolos de la segunda república y reivindican la posesión de esa parte de nuestra historia, una historia de tiempos difíciles donde se mezclaban políticos demócratas con extremistas, donde mucha gente por necesidad o creencia de fe ciega extremaba sus posiciones para buscar una salida a un mundo mejor.

Aquellos tiempos difíciles donde los extremismos se reforzaban y se retroalimentaban, acabó en una historia de vencedores y vencidos, en la que el fascismo se hizo con la victoria sumiéndonos en una dictadura. Dictadura que se vengó con furia de todos los que consideraban opositores, donde solamente podías vivir en paz si no discrepabas y las fuerzas de seguridad podían ejercer como justicieros con toda normalidad.

Ni la bandera de España representa al fascismo ni la república es un sistema de izquierdas.

La actual bandera de España no representa al fascismo, ni a la dictadura, ni a la derecha, representa a la nueva España salida de la transición, aunque los extremistas de derechas e izquierdas sigan intentando apropiarse de los símbolos.

Apostemos por ser ciudadanos del mundo, europeos, españoles, valencianos, renunciemos de los extremismos de derechas y de izquierdas, no podemos vivir anclados en el pasado y no permitamos que los extremistas se apropien de los símbolos para reivindicar tiempos pasados, hay que tener memoria y respeto por todas las victimas de aquellos tiempos y hablar de nuestra historia con normalidad. Debemos impedir que vuelvan a brotar los extremismos y dignificar el servicio público que en los últimos tiempos ha degenerado por la corrupción y la manipulación de los poderes desde la política.

Ni la bandera de España representa al fascismo ni la república es un sistema de izquierdas.

Los que intentan pervertir los símbolos deberían recordar la bandera de la Primera República. O al menos no hacer el ridículo más espantoso, atribuyendo simbología fascista a una bandera del siglo XVI como este diputado de ERC:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here