La importancia del ecosistema dunar

0
55

La óptima conservación del sistema dunar participa, junto con los sistemas litorales adyacentes, en la protección de la playa ante el impacto de los temporales marítimos. En caso contrario, la arena de un sistema dunar alterado no sólo se moviliza puntualmente durante los temporales, sino que permite su impacto tierra adentro.

Los sistemas dunares costeros han sido uno los ecosistemas más alterados debido a la creciente presión humana sobre los espacios litorales. Estos constituyen hábitats sensibles a la frecuentación, a las gestiones no planificadas y al pisoteo excesivo que se produce durante la temporada de baño, y que desencadena en procesos erosivos a lo largo del periodo estival. Por sus características dinámicas de sustrato arenoso en movimiento, se encuentran además, muy afectados por las actividades relacionadas con el mantenimiento de las playas, como la prestación de servicios, la limpieza mecánica o la retirada de materia orgánica. Unos riesgos que desde el Área de Medio Ambiente se han minimizado estableciendo un perímetro de seguridad en relación al área de limpieza mecánica de las playas.

Cordones para evitar el pisoteo

Recuperar arena y vegetación asociada

El principio de la restauración dunar radica en la recuperación de la arena y la vegetación asociada a este ecosistema. Con este propósito, desde el área de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia que dirige Josep Bort se ha procedido a la implementación de medidas que permitan estabilizar el sustrato movilizado por la falta de vegetación que lo fije, que detengan la arena y que permitan el crecimiento de la vegetación, la cual no puede proliferar sobre un sustrato arenoso desnudo, móvil y muy inestable. Asimismo, se ha procedido a la colocación de cordones que evitan su pisoteo, para salvar una de las principales causas de degradación.

Las dunas litorales acogen también numerosas especies de flora y fauna asociada que se encuentran amenazadas y que necesitan programas específicos de conservación y gestión. Todos estos hábitats y especies dependen de un funcionamiento geomorfológico y ecológico del sistema dunar.

Beneficios sociales

Más allá de su importancia en el contexto de la conservación de la biodiversidad asociada, los sistemas dunares aportan otros servicios ecosistémicos asociados a su explotación y recreación, adquiriendo un elevado valor ambiental como producto de servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here