La hipocresía de la extrema izquierda con la igualdad y el respeto

0
940

El sábado, en Valencia, el autobús de Ciudadanos en la Pride 2019, desfile del orgullo LGTBI, fue atacado y varios de sus miembros agredidos con pintura, como la concejala del ayuntamiento de Valencia, Rocío Gil, y el diputado autonómico y destacado activista LGTBI, Jesús Salmerón. En Barcelona la organización vetó al autobús de Ciudadanos de las celebraciones, llegando a cortar el paso al vehículo y pintarlo con aerosoles con textos como «fachas» y «fuera fascistas», al margen de tener que escuchar insultos irreproducibles. Todo ello por intentar defender las ideas que llevan años haciendo.

Lo siento, esto puede conmigo. Parece que es patrimonio de la izquierda la lucha por los derechos de la mujer y su igualdad en la sociedad, el combate contra la lacra de la violencia machista, al igual que el respeto y la igualdad para el colectivo LGTBI.

Hipócritas.

Cuando alguien se mete en lo que ellos consideran «su cortijo», lo del respeto como que ya no importa. Pues solo digo una cosa, quien no respeta no es digno de respeto. Para ser justos, estoy seguro que muchas personas de izquierdas condenarán estas agresiones injustificadas, pero cansa la repetición de estos hechos, ya son muchos los «casos aislados».

Las luchas sociales no deberían conocer de colores políticos, simplemente deberían conocer de personas educadas en la igualdad y el respeto a TODOS. Estos descerebrados, que no son cuatro chalados sino gran parte de la organización del Pride de Barcelona, por ejemplo, no saben el daño que hacen a sus propios colectivos. Tantos años de lucha, para ahora dar pasos atrás tan injustificados, inmerecidos e injustos. ¿Saben que muchas de las personas que iban en esos autobuses atacados llevan años de lucha por sus causas? Me da asco y siento una profunda pena por lo que debieron pasar estos activistas. Desde aquí quiero agradecerles su inmenso compromiso.

El respeto se gana, y así lo pierden, pero no podrán con este colectivo, que a pesar de saber lo que les esperaba, fueron unos valientes en la defensa de sus ideales. Y estoy seguro que seguirán haciéndolo, no los amedrentarán unos talibanes que anteponen su ideología al respeto y la igualdad.

Todo mi apoyo para el colectivo LGTBI, en especial para los militantes de Ciudadanos, que, por lo visto, no tienen derecho a reivindicar sus ideales. La extrema izquierda intenta impedirlo. ¿Superioridad moral? La de un mono, y dudo que lleguen a ese nivel.

@Vicent_Raga