ÚLTIMAS ENTRADAS

Seguimos a garrotazos

Entre 1820 y 1823, Francisco de Goya, uno de los máximos exponentes de la pintura española, pintó el llamado “Duelo a garrotazos”....

Pero, ¿hay algo más?

No sé si por la edad, por esa manía constante de llevar la contraria, o por un exceso, modestia aparte, de clarividencia,...

Salvador Illa, la mentira política como cuidado paliativo

Una afirmación que una persona hace consciente de que no es verdad es una mentira, por definición. Cuando el ministro de Sanidad,...

El futuro de Ciudadanos

Menudo título, ¿verdad? Este artículo tan solo supone mi visión, a título personal, de la situación actual de Ciudadanos y su futuro....

Que decidan los padres, no los políticos

Ante la inminente vuelta al cole, que para los profesores será el próximo 1 de septiembre y para los alumnos a partir...

Las cajas de Pablo Iglesias

Estos días se cumple el 84 aniversario del asesinato de Lorca, fruto, parece ser, más de una rencilla familiar que de cuestiones...

Concienciación y educación para la ciudadanía

El gobierno de J. Luis R. Zapatero se “inventó”, al margen de las intenciones que llevaba con ello, lo que por su...

Tarzán y el funambulismo suicida en política

Hay políticos, ellos se siguen llamando así, aunque otros muchos los definiríamos como parásitos, que han hecho de funambulismo suicida una filosofía...

Cuando la radio nos hace LIBRES 2.0

Cuando la libertad de expresión peligra en los medios generalistas porque atentas a sus intereses políticos y por ende económicos, en ese...

Memorias de un confinado: La grata revelación final

El último artículo de ‘Memorias de un confinado’ se realiza fuera del Estado de Alarma, pero quiero que sirva como desenlace a...