Falsa denuncia de Compromís provoca pintadas amenazantes en un colegio de Torrent

0
226

Una supuesta denuncia por adoctrinamiento homófobo de Víctor Medina, concejal de Compromís per Torrent, ha provocado la aparición de pintadas con mensajes de odio en las paredes del colegio Madre Sacramento de Torrent, ante el estupor de padres y alumnos, ajenos a la polémica.

En su supuesta denuncia ante la Inspección Educativa y el Síndic de Greuges, el concejal de Compromís afirmaba, como recogieron medios locales y nacionales con gran profusión, que en colegio se está utilizando un material didáctico dirigido al Grado Superior de Formación Profesional, y por lo tanto a alumnos mayores de edad, con frases que tildaban el matrimonio entre personas del mismo sexo como perjudicial para los hijos, si los hubiere, cuando dicho material había sido retirado por el colegio a instancias del Ayuntamiento ahora hace aproximadamente un año.

La falsa acusación de adoctrinamiento homofóbico ha colocado al colegio Madre Sacramento en el punto de mira de algunos descerebrados y ha provocado la aparición de mensajes de odio en las paredes del colegio torrentino como “Fuera las empresas de la Educación”, “Ni un euro a la casposa Iglesia”, o “Su riqueza, nuestra miseria”, que nada tienen que ver con la supuesta homofobia sino contra la libertad religiosa y de enseñanza, acompañadas de simbología comunista. La reacción de los padres al encontrarse estas pintadas cuando llevaban a sus hijos al colegio ha sido de miedo y estupor, por lo cual la dirección del centro las ha eliminado de inmediato.

Hace un año, cuando se trató el tema en un pleno del Ayuntamiento, ya advertimos al concejal Víctor Medina de la improcedencia de sus acusaciones, pues el material, sin duda anticuado para la mentalidad actual, iba dirigido a mayores de edad, no a menores, y por lo tanto carecía de la gravedad que pretendía. Lejos de reflexionar y sin comprobar que el material había sido retirado por la institución educativa, el concejal sin motivo aparente ha vuelto ha incidir sobre la polémica, provocando la aparición de estas pintadas amenazantes.

Por contra, alabamos la callada gestión de la delegación de Educación del Ayuntamiento de Torrent, que el curso pasado tras ponerse en contacto con el colegio, discretamente, consiguió que la entidad educativa retirase el material, así como la actitud de la propia entidad religiosa, que para evitar molestias a terceros y polémicas políticas decidió eliminarlo en vez de acogerse a su derecho de libertad de cátedra.

No nos gustaría que, como ocurre en otros lugares de España, el sectarismo de políticos incendiarios a la búsqueda de votos y protagonismo personal acabase provocando un enfrentamiento civil en una sociedad tradicionalmente tan pacífica como la torrentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here