Es el momento de Renacer

Ha llegado el momento de renacer #UnidosYAdelante, de la mano de la futura Presidenta de este país y de ese equipo que la acompaña

0
500

Por Vicente J. Casanova

Dicen que lo peor que puede ocurrir cuando eres víctima de un alud, es equivocar la dirección y agotar tus energías intentando excavar en dirección contraria a la superficie. Al oxígeno. A la salvación. Ciudadanos ha sido víctima de un alud: el impacto sufrido por la caída de votos de las elecciones de diciembre 2019, la dimisión de Rivera y la convocatoria de la V Asamblea Nacional, nos ha dejado a todos tambaleándonos como un boxeador sonado.

Hay una certeza, eso sí:  El espacio que ocupa Ciudadanos en la política nacional, autonómica y local no va a ser cubierto con sustitutivos de la caverna mediática del PP, el nacionalismo subversivo propiciado por el PSOE y sus confluencias Podemitas, las ocurrencias trasnochadas de VOX o cualquier opción política que niegue la diversidad y pluralidad de la sociedad española, anteponga su ideología a la libertad y la democracia, o recele de las sociedades abiertas y ataque abiertamente el proyecto europeo.

Ciudadanos es hoy más necesario que nunca para combatir los populismos y sectarismos de ambos lados del espectro político. Como dice nuestro documento propuesta de Estrategia: “Hoy más que nunca es necesaria una opción política constitucional, aglutinadora, centrada, moderada y sensata como la nuestra, con posiciones que buscan unir en vez de dividir y que persiguen la igualdad entre españoles en vez de privilegios de unos sobre otros“. La #PolíticaÚtil. Esa que valoran nuestros seguidores y hace avanzar a la sociedad desde las instituciones y que resuelve problemas reales de los ciudadanos. Propuestas pragmáticas por una sociedad más justa, más libre e igualitaria, y que nunca podrán ser defendida por partidos cuyo único fin es el poder, Partidos que versionan y tergiversan la verdad en su propio beneficio, partidos que se manchan las manos en la gestión del dinero público o que no les importa retroceder en aquellos derechos y libertades que tanto nos ha costado conseguir. Ciudadanos se ha ganado pues ese hueco por derecho propio y ahora es el momento de salir y demostrarlo.

Este partido nació hace 15 años como plataforma cívica para hacer frente al nacionalismo. Pronto se hizo un hueco en el convulso lineal ideológico por ofrecer una alternativa a aquellos que estaban cansados de políticas de bloque, de políticas sectarias, de izquierdas y derechas, de rojos y azules, y que no comulgaban con el populismo revolucionario de la extrema izquierda. Fue una bocanada de aire fresco para esas clases medias que necesitaban un referente alejado de las trincheras y bandos enfrentados que representaban la política tradicional, o la cobertura a regímenes totalitarios y el retroceso en libertades que suponía el partido morado. Ciudadanos ha sido clave desde entonces en la configuración política del país, llegando a tener en sus manos la investidura de los últimos presidentes. Albert Rivera lideró el rumbo de este partido y consiguió llevarlo a los más altos índices de significado… Tan corta edad y tan alta responsabilidad. Un pasado glorioso que no debemos olvidar.

Pero es obvio que también se cometieron errores. Estratégicos, si, no lo vamos a negar, pero también de falta de participación de los afiliados. De todos ellos debemos aprender. Y por eso estamos aquí, echando de menos ese pasado glorioso. Para reflexionar e imponer las medidas para que esos errores no se vuelvan a cometer de nuevo. Para resurgir. Para renacer. Para ser una versión mejorada de ese partido necesario que en su día fuimos. Las encuestas nos llevan a pensar que ese pasado continua frente a nosotros, a nuestro alcance, esperando que volvamos a reafirmarnos como partido en nuestra próxima Asamblea General. Esta es la oportunidad que todos los afiliados estábamos esperando: desde el más alto cargo hasta el último simpatizante de la agrupación más pequeña para demostrar que seguimos estando ahí. Pero, cuidado. Porque corremos el riesgo de agotar las energías excavando en la dirección contraria a la superficie. En la dirección contraria a ese espacio en el que se nos reconozca por un posicionamiento verdaderamente útil, propio. Al oxígeno. A la salvación.

{Parte del Equipo que constituirá la candidatura de Inés Arrimadas y el futuro comité ejecutivo, si finalmente gana en marzo la votación interna}

Ciudadanos se ha convertido ya en un partido de gobierno. Ahora gobernamos en cuatro Comunidades Autónomas para casi 20 millones de españoles y en muchas grandes ciudades como Madrid. Defendiendo sus logros en una política nacional inmersa en una polarización creciente, que da campo abierto a los partidos nacionalistas y a su obsesión por el adoctrinamiento, por manipular la educación de nuestros hijos para convertirlos en sus futuros partidarios, por crear redes clientelares basadas en la subvención, por el continuo enfrentamiento por cuestiones tan urgentes y fundamentales como el nacionalismo, el debate territorial, la corrupción de los ERES y la Gürtel, el blanqueo de determinadas dictaduras bolivarianas y otras cuestiones que deberían estar ya más que resueltas en nuestra sociedad, pero cuya preocupación el actual gobierno nos hace reeditar cada día. Todo esto nos lleva a perder el foco y dejar de atender necesidades tan relevantes para nuestro futuro como el Empleo de nuestros jóvenes, la Educación de nuestros hijos, la Sanidad o el modelo de Estado de Bienestar que queremos para nuestros mayores.

Decía Adolfo Suárez que el futuro no está escrito, que sólo el Pueblo puede escribirlo. En este momento nosotros somos ese Pueblo que ha de escribir su futuro. Para ello es necesario que internamente se abandonen las trincheras individualistas, el enfrentamiento personal. Las ideas y las propuestas deben sustituir las críticas. Debemos actuar como ese gran equipo que somos. Hay que dejar de instrumentalizar a las personas frente a los objetivos. Acabar con el “me pareces bien” y sustituirlo por el “me parece bien”. Hacer valer más el significado que el significante. Somos un equipo. Debemos hacer que prevalezca el estoy contigo frente al estoy contra ti. Evitar el ataque verbal, la crítica personal, el quítate tú para ponerme yo. El ellos frente a nosotros es destructivo para un partido como el nuestro que presume de ser libre y democrático. Actuemos con inteligencia. Ciudadanos debe de ser un  bloque que defienda el talento y la voz del afiliado por encima de todo, pero sin descoyuntar nuestro modelo de partido. Queremos un mensaje único que surja de las bases y que impida que en cada territorio se defiendan valores distintos de maneras distintas. El modelo de 17 PSC ya ha quedado demostrado como un fracaso político que sólo lleva al partido a la demagogia, a la mentira como forma de subsistencia, a la decepción y a la falta de respeto hacia los votantes, como está ocurriendo actualmente con el Sanchismo.

Madrid y Andalucía han dado ejemplo de cómo una Comunidad liderada por Ciudadanos puede poner en práctica políticas de centro liberal progresista y ponerse a la cabeza en la eficiencia en la gestión y la eficaz administración de los caudales públicos, en la creación de puestos de trabajo, en el ahorro destinado a inversión pública e infraestructuras. Nuestra energía ha de estar enfocada en resolver problemas como el modelo de financiación que ha de hacer que la Comunidad Valenciana vuelva a coger el tren del Empleo y las Infraestructuras, y que ahora parece que al actual Govern de la Nau ya no le importa tanto como cuando tenían un PP expiatorio al que culpabilizar. La Comunidad debe encabezar la defensa de una Agricultura innovadora y rentable, y volver a ser un referente en Industria y Sanidad. La Diputación debe llevar a cabo la limpieza de los chiringuitos que nos dejó el anterior gobierno y que el actual sigue utilizando para enchufar a familiares y amiguetes. Los Ayuntamiento, como gestores de los servicios públicos municipales, han de demostrar una eficiencia en el servicio a los valencianos que en la actualidad están lejos de demostrar. No podemos consentir desmanes tan flagrantes como el fraude de la EMT, del que el Govern del Rialto pretende escaparse de rositas, el desastre de los servicios de limpieza en la ciudad de Valencia o la falta de respeto a las culturas y tradiciones valencianas. Es evidente que entre tanta negligencia extrema como tenemos alrededor es necesario un partido centrado.

Somos un equipo. Somos un gran equipo. Lo hemos demostrado ya en otras ocasiones. Y para salir a ganar debemos salir a jugar unidos y con un objetivo claro, todos a una, dejando a un lado las diferencias personales y recordando quién es el que nos ha puesto aquí y qué es lo que quiere de nosotros. A ellos no podemos fallarles, porque de hacerlo la próxima vez que los necesitemos para que nos arropen con sus gritos de ánimo, cuando necesitemos sentir su calor, para que depositen su voto en la urna, ya no estarán ahí para tendernos esa mano.

Hay mucho trabajo por hacer. En la próxima Asamblea General hay que elegir un modelo de partido, un liderazgo, pero también una estrategia que nos devuelva la solvencia y la identidad como partido, que nos devuelva la sintonía con nuestros votantes. Y para ello el afiliado es clave fundamental. Como dice Inés, «las partes no son independientes, no se puede separar la cabeza del corazón», no se puede hurtar a los afiliados la información antes y después de ese congreso decisivo, porque ellos son el partido. Hay que ir de frente. Hay que ser honestos. Esa es la forma en la que este partido y sus afiliados entendemos la política y la vida.

Por nuestra entrega honrada al servicio público. Por aquellos a quienes representamos. Por tener las manos limpias y las mochilas vacías. Por la honestidad que hemos demostrado allá donde gobernamos. Por seguir siendo un partido basado en la Política Útil. Porque este país nos necesita. Porque Fernando, Toni y María van a ser unos excelentes representantes de los intereses de los afiliados valencianos. Por todo esto y mucho más, ha llegado el momento de Renacer. De renacer, ahora sí, #UnidosYAdelante, pero contando con los Afiliados de Base, en la próxima V Asamblea General, de la mano de Inés Arrimadas, la futura Presidenta de este país, y de ese gran equipo que la acompañará en este ambicioso reto.

#UnidosYAdelante – Por una Valencia de los Afiliados En Marcha