El despertar de la política transversal

0
116

Mucho se ha hablado últimamente de la mala política, la que pasa por la mala praxis, al servicio de intereses y egoísmos. Ocurre que lo que se exige a la ciudadanía, a nivel ético y legal, muchas veces no se predica con el ejemplo político, y casualmente tampoco se sanciona. Y así hemos estado caminando hacia el ocaso de una era en la que han reinado el fracaso y la mala gestión.

Pero no todo va a ser un mar de lágrimas, porque la buena política llama a la puerta de la gente que tiene ganas de hacer bien las cosas. Esas personas dispuestas a apoyar y promover todas las medidas encaminadas a garantizar lo mejor para todos, una sociedad implicada y cada vez más atraída por el imán del buen hacer.

Es momento de poner en valor el trabajo que se está realizando desde la sociedad civil, asociaciones e instituciones, por obrar ese cambio que esperamos y necesitamos. Un camino dirigido por personas dispuestas a dar lo mejor de sí mismas y a motivar las buenas prácticas, pensadas para construir una sociedad mejor y curar la imagen de una política que, sin duda no se identifica con la mayoría de los ciudadanos.

Hay que promover un ambiente sano en el imperen la buena fe y las buenas intenciones, en el que los proyectos sirvan al conjunto y fomenten un proceso de retroalimentación al que sumar grandes liderazgos capaces de representar y estar a la altura de una sociedad que no merece menos.

Es hora de devolver a la política la dignidad y el estatus que le corresponden y que, en una época de corrupción, malversación y toda una serie de infortunios, se han descuidado. Ahora más que nunca tenemos que devolver la ilusión y sembrar una confianza legitimada en los electores.

Hay que dar la bienvenida a las políticas transversales, que piensan en la ciudadanía y en sus oportunidades. Y está pasando, que cada vez más gente quiere y puede sumarse a un proyecto al que aportar lo mejor de sí misma, un despertar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here