Contra viento y marea, avanzamos

0
240

Vivimos en un país repleto de gente heroica que en años de crisis ha sabido sortear el oleaje y seguir navegando. En verdad, en nuestras manos quedaba trazar una hoja de ruta que cambiara el rumbo desastroso hacia el que nos conducían. Quedan muchos asuntos por resolver como nos gustaría, pero es innegable la impronta que las buenas políticas están dejando en la realidad que compartimos.

Nuestro modelo productivo nos determina, y eso es algo innegable. Hace algunos años, quedamos atrapados en una burbuja de ensueño que rompió el timón de nuestra economía. Sin embargo, para no profundizar en aquello que nos hundía, aunque en su día pudiera parecer de lo bueno lo mejor, no debemos olvidar cada uno de los errores que nos llevaron a ese indeseable contexto.

La memoria es corta y hay quien no recuerda que para llegar al arcoíris tienes que atravesar la tempestad. Necesitamos una buena tripulación, que conozca bien el barco y a sus pasajeros e intuya el tiempo que se avecina. Un sistema de garantías que no ahogue, sino todo lo contrario, que signifique un impulso para el tejido que saca adelante nuestro país. Personas valientes que izan la bandera de sus negocios día tras día haciendo frente a las inclemencias, a la burocracia asfixiante y anquilosada que impera, y que atormenta a quien hace el amago de emprender.

Tenemos muchos vientos a favor, posibilidades que hasta ahora habían sido revocadas por las políticas irresponsables. En España hay gente cada día más capacitada y competente que tiene que emigrar en busca de oportunidades que aquí no se están brindando. No debemos dejar que nuestro capital más valioso escape con la marea.

Los autónomos, las pymes, la gente emprendedora, son el futuro de un país que perfectamente podría equipararse a cualquier otro en el marco europeo. En cada una y entre todas las regiones españolas, tenemos recursos suficientes como para disponerlos de la forma más apropiada, apostando por lo mejor que tenemos, que son las personas, que día a día navegan contra viento y marea sin perder el norte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here