Cantando las cuarenta al independentismo

0
370

Hay un juego de naipes muy popular y extendido que se llama el tute.  A mí en concreto me enseñó a jugar mi abuelo y en él hay una jugada determinante, pero no definitiva, que es “cantar las cuarenta”, que para quien lo hace, la partida se decanta a su favor con “casi” toda seguridad.

La frase “cantar las cuarenta” tiene, por otra parte, una connotación en el lenguaje cotidiano que viene a ser algo así como decirle a uno las verdades a la cara, reprenderle.

Pues bien, aún cantando las cuarenta hay veces que no se gana la partida, ya que se trata de tener más tantos que tus rivales en el toral de las bazas, pero se obtiene una gran ventaja sobre ellos, normalmente insuperable, por lo que en una partida de tute cuando uno canta “las cuarenta” le suelen contestar con esta frase: “no joden pero atormentan”. Todo esto, trasladado a la partida que se está jugando en estos momentos en Cataluña, me sugiere ciertas comparaciones entre el juego del tute y las elecciones autonómicas catalanas. Veamos.

Ciudadanos ha cantado las cuarenta, sobre todo, a los indepes; les ha dicho de todo en su cara y delante de todo el mundo, aparte de explicar sus propuestas sociales, económicas, educativas, etc. en su programa electoral, y todo ello con mucho sentido común. Verdades que “jode” mucho oírlas pero, eso sí, con el debido respeto, utilizando buenas maneras y con total contundencia.

A todo esto, le han contestado cantando “veinte en bastos y en espadas”, es decir, con toda clase de improperios e insultos, incoherencias, malos modos y amenazas varias. Todo ello muy desagradable y que no lo voy a reproducir, pues es de todos ya sabido, y no quiero enfadarme más.

Con ello, suman también cuarenta y si la partida de tute la trasladamos a las elecciones, para ganar realmente y poder formar gobierno, la cifra mágica es 68, que es la cantidad de diputados necesarios para obtener la mayoría absoluta que exige el hecho de poder conformar el Govern, y claro, al final de la partida del 21-D hay que contar el total de tantos, o escaños, que se han obtenido en todas las bazas jugadas, o campaña electoral, y en el tute hay una sorpresa final que consiste en añadir diez tantos a quien gana la última baza (las diez de últimas), por lo que el tramo final de la campaña electoral se me antoja a cara de perro, pues en estos momentos, según todas las encuestas, hay un 20% de indecisos que se van a jugar en la última baza. Estas mismas encuestas dan a los independentistas 60 y “pico” escaños y a los llamados constitucionalistas también, por lo que la última baza puede ser determinante.

Esta última baza está en manos de los llamados Comunes, que no dejan de alardear que tienen la “llave”, es decir, las diez de últimas y, claro, siendo como son los maestros de la ambigüedad, no se están dando cuenta de que tienen un marrón sobre sus espaldas muy difícil de gestionar, y ya sabemos que gestionar no es lo suyo. Este marrón consiste, precisamente, en ser prisioneros de sus propias contradicciones y, además, de sus propios vetos y se verán “atormentados” del mismo modo que se vieron los socialistas con su famoso “no es no” y que al final fue abstención.

Vamos a ver si, de tanto hacer populismo barato, se les acabará viendo el rabo de la incoherencia y la estupidez de sus actuaciones y propuestas; cómo van a explicar a los suyos si hacen President a un indepe o a alguien del “bloque del 155”, cuando han puesto un recurso en el Tribunal Constitucional en contra de este mismo artículo y su aplicación y también tanto dicen aborrecer la famosa DUI. Ellos mismos se han pillado los dedos y por su culpa se pueden repetir las elecciones y, esta vez, lo pagarán muy caro en Cataluña y en toda España, pues se les habrá visto el plumero.

Así pues, espero que en el tramo final de la campaña electoral, Ciudadanos “cante el otro veinte” que falta en la partida y reviente las expectativas al alza que le otorgan las encuestas, para poder sumar la mágica cifra de 68, y con ello evitar que entremos en el maldito bucle de la repetición de elecciones, que tanto mal haría a Cataluña y a España y que no nos podemos permitir bajo ningún concepto.

Espero y confío en el milagro del tute y “los cuarenta” de Cs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here