Arrimadas, la última tabla de salvación para Ciudadanos

0
968

Hace unas semanas escribí en este mismo medio el artículo titulado ¡Arrimadas presidenta! y después de verla ejercer durante un mes como lideresa del partido de manera virtual, ahora lo tengo aún más claro, Inés tiene que ser la mujer que encabece el proyecto de Ciudadanos, pero YA, de manera oficial.

Son muy pocas las personas y recalco lo de PERSONAS ya que no quiero estigmatizar a la gente por su sexo como lo hace la izquierda y la extrema izquierda actual, que tengan el atrevimiento, el descaro, la osadía y el don de la palabra que tiene Inés para decir las cosas con arte y a la cara a cualquier tipo de energúmeno que atente contra la unidad de España y contra los españoles. A los falsos oradores y demagogos de estas corrientes e independentistas, si hay alguien que puede desarticularlos, es ella, la propia Inés.

No pongo en duda que en C’s habrá muy buenas personas y que también tendrán gente muy inteligente y preparada políticamente hablando, pero como pasa con todo en esta vida, cualquiera no sirve vale para comandar una empresa o formación política y además si hay algo que me apasiona de esta política es que puede traer a España el buen feminismo que motiva a las mujeres a conseguir sus metas sin necesidad de atacar o menospreciar al hombre como bien nos quieren hacer ver aquella ideología rancia instaurada por los medios y partidos políticos de la izquierda o extrema izquierda, otro motivo más para que Inés sea ya de manera formal presidenta del partido naranja.

C’s no es un partido de cuatro amigos ni que se presente únicamente en un punto concreto de España, es una formación que tiene la necesidad de ser aquella que contó con casi 60 escaños en todo el país y por ese motivo, necesita la garra y la autenticidad de alguien como Arrimadas, una luchadora nata y a su vez provocadora contra aquellos que pretenden diferenciarnos por sexos o comunidades autónomas. Son muchos los políticos de Cs que por descontento o indignación se han largado del partido pero seguro estoy que una vez Inés se convierta de manera oficial en la presidenta del partido, convencerá a los más válidos para retornar y que largará a los incompetentes que sigan dentro de él.  

Si hay un momento para enmarcar en el que considero que Inés estuvo de matrícula de honor, fue cuando en la última investidura, la gaditana agarró una carpeta en la que aparecía el logo del PSOE junto al nombre de Adriana Lastra y se la mostró a la propia dirigente socialista en pleno hemiciclo, dejándola caer con esa acción la escasa formación que tiene esta, tanto a nivel académico como laboral. El guiño que hizo en ese mismo instante era para inmortalizarlo en los anales de la historia de la política en nuestro país puesto que su bello rostro angelical tras realizar esa acción fue el mejor zasca que le pudo meter a la asturiana.

Es que siendo realistas y en honor a la verdad, si comparamos a Arrimadas con Lastra, las comparaciones como se suelen decir entre la una y la otra son odiosas en todos los sentidos. Mientras que Inés es licenciada en Derecho y de A.D.E., Adriana tiene los estudios ‘justitos’ y gracias, este segundo caso, sería (ironía mode ON) todo un buen ejemplo para el ‘feminismo’ que tanto se jactan los socialistas eso sí, uno de bolsillo y ya desactivando el modo ironía. En definitiva, espero y deseo que llegue el momento del nombramiento de manera oficial de Inés Arrimadas como presidenta de Cs porque ELLA LO VALE.

Si esta misma mujer representase a la izquierda y tuviese la misma autenticidad y honestidad que tiene ella, yo sería el primero en aplaudir a esa dirigente y en ensalzar su nombramiento, porque la calidad hay que aplaudirla y especialmente, cuando ves que el dirigente político en cuestión es una persona que mira ante todo por los intereses de tu propio país. Arrimadas estoy seguro de que se sabrá rodear de la mejor gente, que logrará retornar a los dirigentes válidos que marcharon del proyecto y que se desprenderá de la chusma pueda seguir dentro del partido y que todo partido acaba teniendo en sus filas y que eso tenga como consecuencia el retorno de Cs al top tres de los partidos más votos en las próximas elecciones y que a su vez sea en detrimento de este PSOE o Podemos los cuales miedo me dan de lo que nos pueden deparar en esta legislatura tan confusa como contra inestable que nos espera.