Adiós, Cristina, adiós

0
337

Te despido, sin tan siquiera conocernos. Quizá, no sepas, que te has ido. Víctima de un ego desmedido, con el tiempo, te darás cuenta, que has obrado como tu peor enemigo. Enferma de poder. Altiva e irreverente. El fin que justifica los medios. Con pretensiones de salir incólume. Has robado a la sociedad, cualquier posible resquicio de claridad entre tantas tinieblas. Has vaciado la Presidencia de Madrid de honor y dignidad. Hipócritas aplausos, fábulas con moralejas, cuentos chinos… No dejes a los demás que escriban tu final político.

Deshonestos días, amorales actitudes y vergonzantes argumentos evidenciaban la enorme crisis de valores que venimos sufriendo. El Máster de Cifuentes, su corto peregrinar y su dilema de ‘Ser o no ser, esa es la cuestión’, anunciaban temporal. Pese a ello, el PP desplegaba sus mejores atributos cual pavo real, en una eclipsada convención nacional, exenta de sentido común y posverdad. La plana mayor, Rajoy y Cifuentes, participaban de la sátira ‘pepera’. Sinceramente, cada vez me cuesta más soportar tanto despropósito.

María Dolores de Cospedal (PP): “Tenemos que defender a los nuestros”

Coreada por sus discípulos, en un recinto abarrotado de menciones expresas a ‘principios y banderas’, con grito de guerra incluido a ‘cerrar filas’, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, amenizaba la fiesta. El truhan mensaje de ‘defender a los nuestros’ testimoniaba a la perfección las preferencias de los que nos gobiernan. Primero ellos, sus privilegios, sus intrigas palaciegas, sus corruptos y sus vergüenzas. Luis sé fuerte. Los ciudadanos para elecciones. Claro y raso.

Psoe y Podemos no quieren perder el Tren del Poder

No tardaría en llegar la ansiada respuesta. Un secreto a voces. Ahí estaba como siempre. Hierática y disciplinada. Esperando su momento. El tren de la Moción de Censura hacía parada en la capital de España. Quieren y anhelan ese suculento bocado. Psoe y Podemos comulgan juntos. No importa no ser la lista más votada. No importa que entre sus filas corran también ríos de corrupción ¡Qué nos los pregunten a los valencianos! A derecha e izquierda. Sin ton ni son.

En medio de todo este vendaval de intereses creados, surge la coherencia y la sensatez. Con una indignación sosegada, se antepone el querer saber, el preguntar, el responder. Despejadas numerosas incógnitas, aparecidas cuantiosas contradicciones,  palpables múltiples irregularidades… el rotundo rechazo del PP a la comisión de investigación, con plazo de 48 horas, por petición expresa de Ciudadanos, remata la agonía.

Ignacio Aguado Cs comparece, para pedir la dimisión formal de Cifuentes y que propongan un candidato alternativo. Sabia elección y sabia decisión

¿Fatal desenlace? TODOS HEMOS PERDIDO. Por el camino, infinitos valores se han ido quedando sin consuelo. Resquebrajadas las instituciones y la Universidad Rey Juan Carlos, los Ciudadanos claman DIGNIDAD, HONOR Y LEALTAD de los políticos y sus partidos. No estamos ante un Máster y su recorrido, estamos ante la Enfermedad del Poder. Los que están, por no marcharse, y los que no están, por su conquista.  Si por cada investigado por corrupción o sospechoso de, la solución fuera la Moción de Censura, en España tendríamos una marea imparable.

Adiós, Cifuentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here