¿A dónde vas, España?

0
166

Decía el gran Blas de Lezo que “una nación no se pierde porque unos la ataquen sino porque los que la aman no la defiendan”. El partido que salió reforzado tras las últimas elecciones, el PSOE, resulta que alentaba el desmembramiento de España negociando con ETA. Lo hemos sabido esta semana al salir a la luz las actas de esas negociaciones en las que se ofrecían instituciones totalmente al margen de la Constitución. El silencio del PP en la oposición entonces, sabiendo del contenido de estas “negociaciones”, lo convierte en coadyuvante de una situación que hace flaco favor a nuestro estado de derecho.

Hay quien habla de delitos en esas conductas de las negociaciones del expresidente Zapatero…No caerá esa breva. Pero es que ese mismo partido lo sigue haciendo, sigue vendiendo España al mejor postor. Lo hace cuando pone sus intereses de partido por encima de los del país, al querer propiciar un gobierno independentista en Navarra.

También cuando la infame presidenta del Congreso “chulea” al Tribunal Supremo y desgasta el prestigio de la tercera autoridad del estado que ella encarna, en relación a suspender a los diputados electos del “catasunismo”, los Junqueras y compañía. El Tribunal Supremo le dijo en un magnífico zasca a su “consulta” que le contestaba porque era su obligación legal, pero que no había nada que aclarar…Y es que hay amores que matan, los ha habido siempre; parece que el PSOE se lleva la palma en esta cuestión en nuestro país.

Tras la moción de censura que ha permitido al PSOE hacer una campaña electoral de un año con el dinero de todos los españoles, se transfirió a Cataluña el control de la administración penitenciaria, probablemente como moneda de cambio para que los partidos independentistas apoyaran los presupuestos. Fruto de esa cesión un miembro de la que es sin duda la familia más corrupta de España, la familia Pujol-Ferrusola, vivirá en tercer grado (irá a la cárcel solo a dormir) usando un resquicio reglamentario del que tampoco cumple todos los requisitos y pese a haberle sido denegado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

La obscena impunidad de esta familia debiera sonrojar a mas de uno, cuando menos, pero para eso habrían de tener vergüenza… Más pronto que tarde se dictará sentencia en el caso de la rebelión catalana y todo pinta que acabarán siendo indultados, bien es cierto que nada me gustaría mas que equivocarme con esto, pero la Abogacía del Estado sigue pidiendo solo condena por sedición. La Fiscalía mantiene la rebelión, en ese juego de “si pero no” que se gasta a veces el Dr. Sánchez, cuando todos sabemos de la dependencia legal y fáctica que tiene la Fiscalía del Gobierno.

Además pide que no se les permita adquirir el tercer grado hasta el cumplimiento de la mitad de la pena a todos a los que se condene a cinco o más años de prisión, con lo que se evitará que las administración penitenciaria catalana deje en agua de borrajas la posible condena. No pudieron pensar en esto al transferir la competencia penitenciaria, o si, pero no les venía bien dejar de hacerlo. El PSOE de los últimos tiempos siempre pone los intereses de partido por encima de los generales de nuestro país. Sea como fuere España ha enterrado definitivamente el bipartidismo. Esa es la principal lectura tras los últimos comicios.

Tanto a nivel nacional como territorial los partidos están obligados a dialogar, a hacer pactos de investidura y/o gobiernos que pueden ahondar en la descomposición de nuestro país, o no… Solo la historia podrá juzgar debidamente el papel que cada formación política juegue. Dentro de este caldo de obligado diálogo flotan los restos del bipartidismo en forma de bloques de izquierda o de derechas, porque ni PP ni PSOE admiten la existencia del centro político que sin duda, ya de forma definitiva tras ambos comicios, ocupa Ciudadanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here